Área de Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo

Inicio | > Mediación Comunitaria

Mediación Comunitaria

  En mayo del año 2013 se inició el Servicio de Mediación Comunitaria en la barriada Soliva, persiguiendo como objetivo la mejora de la calidad de vida del barrio a través de la participación ciudadana, la mediación preventiva y resolutiva. Estas, no son un fin en sí mismas, si no herramientas que utilizan métodos implicativos y participativos para el fortalecimiento, capacitación, organización, resolución de conflictos y desarrollo comunitario.
 
Nos marca el camino entender como dice José María Lamas que la transformación social solo es posible a través de la participación articulada de una ciudadanía que sea consciente de la realidad en la que viven y la práctica que en ella ejercen, y así estén preparadas para cambiar la realidad. 
 
Nuestro ámbito de acción es lo comunitario, entendido como escenario de convivencia, partimos de la base de que todo está en constante cambio y manejamos un enfoque sistémico en el que percibimos el mundo como conjunto de sistemas en conexión. Trabajar en la convivencia implica esfuerzo para traspasar las barreras que normalmente nos llevan solamente a coexistir los unos con los otros. Esto implica crear espacios comunes de diálogo donde seamos consciente de que nos mueve, nos sintamos parte, útiles, confluyan distintos saberes, identifiquemos las barreras, desarrollemos habilidades y las estrategias para construir un sueño común. Una construcción activa en la que todos ( vecindario/ técnicos/ políticos) nos sintamos agentes del proyecto.
  
 Verse, reconocerse, tener un objetivo, una planificación e historia común, conlleva tiempo. El equipo humano del servicio es consciente de que no son solucionadores, su tarea no es ser líderes, sino provocadores tanto en el barrio como en la institución, facilitadores para aunar y equilibrar “quereres, saberes y poderes”.
Todos somos protagonistas y corresponsables, tenemos el derecho y deber de intervenir en la creación de nuestra realidad cotidiana, no ser meros espectadores o destinatarios.